feat0

Parsis: la religión amable

Son los Parsis, una comunidad religiosa que viajó desde Persia (Iran) hasta la India hace de ello mil años. Son muy pocos; una gota entre un océano de Hindúes, pero tienen un extraordinario poder económico, industrial y cultural en este formidable país. Su religión se pierde en la memoria de la humanidad. Su Dios se llama Aura-Mazda y su profeta, Zaratustra. Practican una religión amable y solidaria que tiene, en cambio, reservado el derecho de admisión; no hacen apostolado, de tal forma que solo es Parsi quién nace Parsi. Los perritos son para ellos animales sagrados........

Leer Más
feat2

La apasionante vida de las hormigas. Amor y guerra en el hormiguero

La vida de Sonia no es nada fácil. Su madre no la puede atender como ella se merece. No es de extrañar, Sonia tiene veinte millones de hermanos. Sonia es una hormiga y la sorprendemos en un momento importante de su vida: se muda de casa. Esta es la Primera Parte de un viaje al mundo de las hormigas del que nos encontramos tan satisfechos que se encuentra entre nuestros favoritos. No es para menos, estos seres diminutos serían los dueños del planeta si no tuvieran tantos enemigos. La fotografía es de Andrey Pavlov

Leer Más
feat3

Venenos. Envenenadores y envenenados.

Os presentamos la serie Veneno. Unas entradas (post) de los que estamos bien satisfechos. Nos ha costado lo suyo pero ha merecido la pena. Después de documentarnos como lo hemos hecho no somos ya los mismos. Pensamos que las sepulturas están llenas de pobres infelices a los que alguién, que no les quería nada, les ha enviado al otro mundo antes de lo que era menester. Y no son casos contados, son miles, decenas de miles.........quién sabe. En cualquier caso bastantes más de los que pensamos ¿Exageramos? Bueno, juzga tu mismo y lee

Leer Más
feat4

La historia del pañal

Estos pantalones sin entrepierna que utilizan los niños de corta edad en China se llaman "kaidangku" y tienen ya un largo recorrido. Al parecer se utilizan en China desde la época de Mao. Están en vías de extinción y poco a poco son sustituidos por los pañales desechables. En Occidente, sin embargo, los pañales de un sólo uso se ven cuestionados y regresa el pañal reutilizable...

Leer Más
feat5

Marca España: Una historia de ovejitas

La epopeya de esta ovejita no tiene nombre. Fueron dueñas de La Península Ibérica durante siglos. Cuidadas y mimadas hasta la extenuación. Protegidas con celo por Reyes y pastores pues su lana se consideraba y se considera única. Víctima de secuestros y tráfico ilegal con el proposito de conseguir suficientes ejemplares para asegurarse su reproducción. Estimada como pocas especies en Argentina y Australia. Es una institución en Nueva Zelanda donde ya la consideran una especie propia. Es la oveja merina española, un animalito que ha conquistado el mundo. La foto es de National Geographic

Leer Más

Historia de la compresa. Parte Primera



La empresa OB ya hacía referencia al papiro en su publicidad
La historia la han escrito los vencedores, o los amos, o los poderosos. La han escrito aquellos que saben escribir. Y esto, aunque pueda parecer una obviedad, una de esas verdades de perogrullo tiene su importancia. La historia de la humanidad, por ejemplo, es la historia de los hombres. Las mujeres y los niños han ocupado un lugar secundario, un reflejo, una sombra. Cuando os presentamos las entradas sobre el pañal, ya os dijimos las dificultades que habíamos encontrado para documentarnos sobre la infancia. Ahora, y como lo prometido es deuda, os presentamos una historia de las compresas, mas o menos con las mismas trabas: las mujeres y los niños, por lo general no sabían escribir.

     La historia de las compresas es relativamente reciente, los primeros productos industriales se dieron en Alemania, en torno al año 1880, pero la idea es antigua. Hasta entonces, la vida pública de las mujeres venía marcada por sus ciclos menstruales, por eso que muy pomposamente se ha dado en llamar “el encuentro periódico con su propia naturaleza”. Las primeras referencias sobre el uso de paños higiénicos o compresas los encontramos en Egipto, y el primer testimonio escrito sobre la menstruación se encuentra en el famoso papiro Ebers; una especie de manual médico elemental. 



Papiro Edwin Smith, con una referencia a la menstruación en la zona en recuadro
     Del antiguo Egipto pensamos que se ha dicho de todo, incluso aquello que no es cierto, pero si podemos aventurar que sus mujeres gozaban de un posición privilegiada. Su medicina y cultura higiénica  apuntan a la existencia de accesorios menstruales que ayudaran a sobrellevar los días del ciclo en forma de pequeñas almohadillas rellenas de algodón, desechables entre las clases altas y reutilizables entre los modestos. También se supone, pues no existe referencia escrita, que se utilizaba tampones realizados con papiros pues sí hay constancia del uso de dichos métodos pero con fines anticonceptivos.  Nada que ver con sus vecinos los israelitas cuyas mujeres debían soportar lo que los anglosajones llaman descargas menstruales  directamente sobre sus ropas. De tal forma que innumerables generaciones de mujeres se han visto perseguidas por una ropa manchada, señaladas por los numerosos tabúes que sobre la menstruación han existido.

     Cabe considerar que las mujeres de Esparta a la vista de su recia conformidad fisica y moral obviaban el uso de accesorio alguno de esta naturaleza. En la tardía Grecia el uso de compresas menstruales está atestiguado de una forma un tanto indirecta, Hipatia, una matemática griega que residía en Alejandría, aconsejaba que la mejor manera de desembarazarse de un pretendiente detestable consistía en lanzarle el trapo de la menstruación. Esta es una curiosa forma de deshacerse de un pelmazo aunque la historia ofrece mas bien la imagen del exilio mensual que las mujeres sufrían, y sufren, en las llamadas cabañas menstruales de las culturas precolombinas, en África , Asia, etc. Esas habitaciones privativas de las mujeres presentes también en la antigua Grecia y Roma,  los llamados  gineceos en Grecia, la parte del hogar destinada a la vivienda de las mujeres, y el conocido como Mundus Muliebris el dormitorio donde la matrona romana solía cultivar su intimidad, cumplía de facto este cometido. Unas y otras atestiguan que las chozas para la menstruación, en un formato u otro eran una fenómeno global, tal y como muestra el mapa que ofrecemos. 




"Die menstruación. Tabúes und ihre". Museo Estatal de Hesse


     Estos recintos eran utilizados por las mujeres de una comunidad con el fin de refugiarse en ellos durante sus periodos menstruales, lo que a la vista de las presiones y prejuicios sociales existentes no dejaba de ser un alivio. La antigüedad grecolatina pudo ofrecer a sus más distinguidas damas una suerte de accesorios íntimos formados por palitos forrados de algodón, según Hipócrates. Lo cual no es inverosímil, aunque por mas que hayamos rebuscado en la obra de éste no hayamos encontrado alusión alguna a los mismos. Existían también rollos de lana cubiertos de cera en su envés con el fin de evitar excoriaciones




Historia de la compresa consta de dos entradas