feat0

Parsis: la religión amable

Son los Parsis, una comunidad religiosa que viajó desde Persia (Iran) hasta la India hace de ello mil años. Son muy pocos; una gota entre un océano de Hindúes, pero tienen un extraordinario poder económico, industrial y cultural en este formidable país. Su religión se pierde en la memoria de la humanidad. Su Dios se llama Aura-Mazda y su profeta, Zaratustra. Practican una religión amable y solidaria que tiene, en cambio, reservado el derecho de admisión; no hacen apostolado, de tal forma que solo es Parsi quién nace Parsi. Los perritos son para ellos animales sagrados........

Leer Más
feat2

La apasionante vida de las hormigas. Amor y guerra en el hormiguero

La vida de Sonia no es nada fácil. Su madre no la puede atender como ella se merece. No es de extrañar, Sonia tiene veinte millones de hermanos. Sonia es una hormiga y la sorprendemos en un momento importante de su vida: se muda de casa. Esta es la Primera Parte de un viaje al mundo de las hormigas del que nos encontramos tan satisfechos que se encuentra entre nuestros favoritos. No es para menos, estos seres diminutos serían los dueños del planeta si no tuvieran tantos enemigos. La fotografía es de Andrey Pavlov

Leer Más
feat3

Venenos. Envenenadores y envenenados.

Os presentamos la serie Veneno. Unas entradas (post) de los que estamos bien satisfechos. Nos ha costado lo suyo pero ha merecido la pena. Después de documentarnos como lo hemos hecho no somos ya los mismos. Pensamos que las sepulturas están llenas de pobres infelices a los que alguién, que no les quería nada, les ha enviado al otro mundo antes de lo que era menester. Y no son casos contados, son miles, decenas de miles.........quién sabe. En cualquier caso bastantes más de los que pensamos ¿Exageramos? Bueno, juzga tu mismo y lee

Leer Más
feat4

La historia del pañal

Estos pantalones sin entrepierna que utilizan los niños de corta edad en China se llaman "kaidangku" y tienen ya un largo recorrido. Al parecer se utilizan en China desde la época de Mao. Están en vías de extinción y poco a poco son sustituidos por los pañales desechables. En Occidente, sin embargo, los pañales de un sólo uso se ven cuestionados y regresa el pañal reutilizable...

Leer Más
feat5

Marca España: Una historia de ovejitas

La epopeya de esta ovejita no tiene nombre. Fueron dueñas de La Península Ibérica durante siglos. Cuidadas y mimadas hasta la extenuación. Protegidas con celo por Reyes y pastores pues su lana se consideraba y se considera única. Víctima de secuestros y tráfico ilegal con el proposito de conseguir suficientes ejemplares para asegurarse su reproducción. Estimada como pocas especies en Argentina y Australia. Es una institución en Nueva Zelanda donde ya la consideran una especie propia. Es la oveja merina española, un animalito que ha conquistado el mundo. La foto es de National Geographic

Leer Más

Los mil zapatos de la Emperatriz Sissi


La vida  de la Emperatriz Elisabeth, conocida vulgarmente como Sissi, expresa como pocas esa colección de tópicos que sostienen el argumento de un cuento de hadas, y en el que al final, pase lo que pase en los capítulos anteriores, todo termina bien.  En el caso de la Emperatriz Elisabeth este discurso se desvía un poco, y lo hace decididamente hacia terrenos de la tragedia;   personajes atormentados que son extremadamente infelices porque tienen la desdicha de vivir extremadamente bien (entienden la paradoja). Se casó con un hombre que en principio estaba destinado a ser el marido de su hermana Sofia. Perdió a esta,  abrasada, tras un desafortunado accidente en París. Su cuñado; Maximiliano, fue fusilado en México. Su hijo, el heredero del trono, parece que incluso fue asesinado por oscuros motivos políticos en los que pudo estar mezclado su propio marido y padre de la criatura: El Emperador. Francisco José de Austria, su marido, era un profesional de la política y por supuesto del cargo. Quizás estuviera enamorada en algún momento de él, pero el tiempo, el peso del protocolo, la inercia del cada día y la presencia irritante de una suegra, que además era su tía, hicieron que poco a poco esta mujer contestataria (sic), buscara en otros el consuelo emocional que el Emperador, no podía, no quería o no sabía darle. Puede que tuviera dos amantes; un noble húngaro y su propio primo; Luis de Baviera, muerto también en extrañas circunstancias. Como personaje histórico Sissi estuvo opacada en su época por la presencia, también intensa, de la Emperatriz Eugenia de Montijo, la mujer del Emperador de Francia, Napoleón III. Otra despechada, ya que al parecer su marido, casi le fue infiel la  misma noche de bodas. A diferencia de esta, Sissi ha tenido una proyectiva vigencia  debido en parte a su muerte, que ni siquiera debió producirse en esas circunstancias, ya que, el anarquista italiano que la asesino, Luigi Lucheni,  iba  buscando a otro personaje. 


Eugenia de Montijo y Sissi. Lacasamundo.com
A la derecha la Emperatriz Elisabeth. En el centro Eugenia de Montijo, Emperatriz de Francia

     Hemos tratado en este blog la vida de la Emperatriz Elisabeth en varias ocasiones, y a fuerza de convivir con ella (es un decir, claro) la hemos cogido afecto.  Por eso, cuando pensamos en ella, lo hacemos con simpatía porque comprendemos que sus muchos viajes eran solo una huida, no tanto de su esposo, como de ella misma y acaso de la marmórea reclusión del Palacio, del que dicen solo sabia valorar la intimidad que le proporcionaba el baño del que disponía. En efecto, Sissi fue el primer miembro de la Familia Imperial en hacerse construir un cuarto de baño para su uso exclusivo.

Los famosos zapatos de seda de Sissi
Los famosos zapatos de seda de Sissi

      Tal parece que padecía el severo protocolo con el que en Palacio se pautaban todos los minutos del día: cuándo despertarse, de qué lado del cuerpo debe descansar una Emperatriz en su cama, cuándo comer, cuándo se utiliza el tenedor de tres puntas o el de cuatro; la hora del paseo, la de la visita a los niños, cómo reír, cómo llorar (nunca, al menos en público). Esa exhaustiva línea del qué hacer y cómo hacerlo, y al que algún autor  ha dado en llamar protocolo español,  porque es una copia de la guía de convivencia que utilizaban los reyes de la Casa de Austría en España, y que fue impuesta en la Corte Española por el Emperador Carlos V.  Pues bien, este protocolo, entre otras minuciosas precisiones,  señalaba también que La Emperatriz  no debía utilizar  más de un día seguido el mismo par de zapatos. En efecto, y ello pese al disgusto de La Emperatriz que no entendía muy bien el objeto de semejante norma. De tal manera que Sissi pudo muy bien ser conocida también como la mujer de los mil zapatos.  A su manera, todos estos zapatos  casi sufrían el mismo destino de los caballos que montaba el rey Felipe IV de España: no podían volver a ser montados por ningún otro hombre. Estos zapatos, decíamos, y que podían ser atendiendo a la actividad de la Emperatriz, uno, dos, tres, incluso más pares al día,  se entregaban a la primera dama de honor de la Emperatriz que después podía distribuirlos a discreción. Con alguna excepción, no parece que se tratara de piezas en las que los zapateros se esmeraran hasta la exquisitez de las obras únicas, toda vez que sabían que su uso podía ser, y era, bastante breve; 24 horas a lo sumo. Se conservan dos botines que pertenecieron a la Emperatriz, unos blancos, de seda, con el escudo imperial bordado sobre la puntilla, y otros negros acordonados sobre el flanco. Además de un par de zapatos de tacón medio.
 
Su último vestido y el estilete, sobreimpreso, que Luigi Luchenni utilizó para matarla. Lacasamundo.com
Su último vestido y el estilete, sobreimpreso, que Luigi Luchenni utilizó para matarla. Obsérvese el pequeño desgarro en el vestido, próximo al corazón.

     Pese a lo que algunos grandes aficionados al calzado puedan pensar, esto tiene un severo inconveniente, pues tanto las  costuras, como la dureza de los materiales, pueden producir escaras en la piel. Aunque todos los zapatos que usaba la Emperatriz estaban hechos a medida, no es desdeñable el hecho de que un zapato, como un buen vestido, necesita un tiempo para saber a que proporciones se debe de adaptar. Sissi utilizaba tanto zapatos planos o con un ligero tacón. No es precisamente el calzado un elemento del que se hiciera ostentación en el siglo XIX, toda vez que en numerosos círculos se le consideraba más bien como ropa interior, sujetos por tanto a las normas del decoro. Bien es verdad que la amplitud de los vestidos, a veces, hubiera permitido incluso prescindir de ellos sin que nadie lo notara. No es de extrañar que la Emperatriz Elisabeth fuera tan aficionada a la equitación (lo que estuvo a punto de causarle la muerte) toda vez que las botas de montar parece que estaban dispensadas de esta norma. Por los pares de zapatos que de ella se conservan, sabemos que sus pies tenían unos 25 centímetros de longitud,  lo cual se corresponde con una talla de 39 ó 40 y que eran extremadamente estrechos. Tanto el pie derecho como  el izquierdo estaban cortados por el mismo patrón.

  La dolorosa senda de su vida, marcada por reiteradas tragedias, su extraordinaria belleza y una buena dosis de mitomanía que ha resultado ser muy rentable; su museo en Austria; el palacio de Schönbrunn   es capaz de recibir a mas dos millones de visitantes anuales, todo esto, decimos, la ha convertido en una leyenda, y en oro, todas aquellas cosas que fueron parte de su vida................como sus propios zapatos.


También les puede interesar:
Muerte de Sissi
Sissi Emperatriz. Su vida.   Primera de las tres entradas que dedicamos a su vida .
Los zapatos de Maria Antonieta
Zapatos Famosos   Las zapatillas de Maria Antonieta, la última reina de Francia..
El zapato asesino
La Casa Blanca y los zapatos   del zapato lanzado al Presidente Busch en su visita a Irak..