feat0

Parsis: la religión amable

Son los Parsis, una comunidad religiosa que viajó desde Persia (Iran) hasta la India hace de ello mil años. Son muy pocos; una gota entre un océano de Hindúes, pero tienen un extraordinario poder económico, industrial y cultural en este formidable país. Su religión se pierde en la memoria de la humanidad. Su Dios se llama Aura-Mazda y su profeta, Zaratustra. Practican una religión amable y solidaria que tiene, en cambio, reservado el derecho de admisión; no hacen apostolado, de tal forma que solo es Parsi quién nace Parsi. Los perritos son para ellos animales sagrados........

Leer Más
feat2

La apasionante vida de las hormigas. Amor y guerra en el hormiguero

La vida de Sonia no es nada fácil. Su madre no la puede atender como ella se merece. No es de extrañar, Sonia tiene veinte millones de hermanos. Sonia es una hormiga y la sorprendemos en un momento importante de su vida: se muda de casa. Esta es la Primera Parte de un viaje al mundo de las hormigas del que nos encontramos tan satisfechos que se encuentra entre nuestros favoritos. No es para menos, estos seres diminutos serían los dueños del planeta si no tuvieran tantos enemigos. La fotografía es de Andrey Pavlov

Leer Más
feat3

Venenos. Envenenadores y envenenados.

Os presentamos la serie Veneno. Unas entradas (post) de los que estamos bien satisfechos. Nos ha costado lo suyo pero ha merecido la pena. Después de documentarnos como lo hemos hecho no somos ya los mismos. Pensamos que las sepulturas están llenas de pobres infelices a los que alguién, que no les quería nada, les ha enviado al otro mundo antes de lo que era menester. Y no son casos contados, son miles, decenas de miles.........quién sabe. En cualquier caso bastantes más de los que pensamos ¿Exageramos? Bueno, juzga tu mismo y lee

Leer Más
feat4

La historia del pañal

Estos pantalones sin entrepierna que utilizan los niños de corta edad en China se llaman "kaidangku" y tienen ya un largo recorrido. Al parecer se utilizan en China desde la época de Mao. Están en vías de extinción y poco a poco son sustituidos por los pañales desechables. En Occidente, sin embargo, los pañales de un sólo uso se ven cuestionados y regresa el pañal reutilizable...

Leer Más
feat5

Marca España: Una historia de ovejitas

La epopeya de esta ovejita no tiene nombre. Fueron dueñas de La Península Ibérica durante siglos. Cuidadas y mimadas hasta la extenuación. Protegidas con celo por Reyes y pastores pues su lana se consideraba y se considera única. Víctima de secuestros y tráfico ilegal con el proposito de conseguir suficientes ejemplares para asegurarse su reproducción. Estimada como pocas especies en Argentina y Australia. Es una institución en Nueva Zelanda donde ya la consideran una especie propia. Es la oveja merina española, un animalito que ha conquistado el mundo. La foto es de National Geographic

Leer Más

Cosméticos y ajuar de la Señora Day [Lady Day]. Una momia de 2200 años.


China es una civilización que hunde sus raíces casi en la Edad del Hierro. Cinco mil años de historia son capaces de generar una herencia muy rica. Conocemos el colosalismo de la muralla china, la ciudad prohibida de Pekín; tumbas de emperadores megalómanos capaces de matar, incluso después de muertos. Y esto, con causar asombro, no es nada, una mínima parte del anhelo diario de un pueblo que ya en en siglo XVIII tenía mas de cien millones de habitantes. El afán de todos estos millones de personas a través de decenas de  generaciones ha dejado su huella sobre la tierra, mas exactamente: bajo la tierra. Mao Zedong fundador de la China moderna y que gobernó el país durante 35 años en calidad de Presidente del Partido Comunista Chino, fue ante todo un autentico hijo del espíritu imperial chino. Aunque republicano y socialista, su talante, la actitud de sus gestos íntimos, que son en el fondo los que denotan la autentica naturaleza de una persona, nos sugirieren a un hombre que puso fuera de la ley la institución del concubinato, pero que era capaz de mantener a varias amantes. Fomentó un culto a la personalidad rayano en el servilismo ruin del Imperio. Y su paso por este mundo  -directa o indirectamente - dejó una senda de cadáveres que unos cifran en diez millones de personas, y otros en setenta. Nada nuevo por otro lado ya que los periodos de inestabilidad en China se han resuelto por lo general con matanzas y conflictos de proporciones colosales en los que la mortalidad ofrece cifras siempre  millonarias. Mao Zedong también fue un dirigente que supo mantener la tensión política en los niveles  que aseguraban, cuando no la lealtad de la mayoría de la población, si al menos su no beligerancia. Por eso, cuando en la década de 1970 auspició una campaña para construir refugios antiaéreos ante el temor de un ataque nuclear (no se sabe si de EEUU o Rusia, o ambos a la vez) poco podía imaginar que los operarios de un lejano pueblo en la provincia sureña de Hunan iban a desenterrar un testimonio del pasado mas remoto de China; casi dos mil quinientos años en el pasado. 


Cajitas de jade con cosmeticos
 
Reconstrucción por ordenador de la Señora Day. Museo Provincial de Hunan
Reconstrucción por ordenador de la Señora Day. Museo Provincial de Hunan


Scaneo de la momia


     Excavando en una de las colinas próximas a la ciudad los trabajadores se dieron cuenta de la inestabilidad el terreno, de forma que, cuando parte de este se hundió, se alejaron alarmados. Al desmoronarse el nivel del suelo apareció un misterioso orificio que empezó a vomitar una suerte de chisporroteo que pronto se torno en llamaradas azules, descritas como "fuego fantasma".  Tras reportar el incidente a las autoridades, estas, al parecer familiarizadas ya con el fenómeno, frecuente en la zona, enviaron a un grupo de arqueólogos. Cuando el material orgánico se descompone en un recinto cerrado produce gases tóxicos y algunos, al entrar en contacto con la atmósfera, se hace altamente inflamables, lo que justificaría las llamaradas, a la vista de que buena parte de los trabajadores fumaba. Los arqueólogos sabían que en aquella zona abundaban enterramientos que abarcaban desde el llamado periodo de Los Reinos Combatientes (Siglo V Ac) hasta los mas recientes de la Dinastía Ming (1368-1644), aunque la mayoría de las tumbas había sido saqueada y el resultado académico obtenido era mínimo. No obstante esta tumba prometía algo distinto. En efecto, durante varios meses 1.500 estudiantes se fueron alternando en una delicada operación hasta que alcanzados los 15 metros de profundidad encontraron bajo una capa de carbón tres ataudes pertenecientes a Li Cang, un noble señor; su mujer a la que debido al estado de conservación de su cadaver llamaron Señora Day o Lady Day y que daría nombre al hito arqueológico, y un tercer féretro, probablemente pertenciente a uno de sus hijos. Los restos se datan como del siglo II Ac. La peculiaridad de este hallazgo reside en el hecho de que la señora Day fue enterrada con más de mil objetos cotidianos. Su delicadeza, variedad y tipología permiten sugerir que la dama en cuestión pensaba llevar una vida más allá de la muerte, igual de amable al menos que la mantenida en su condición de dama noble. La momificación del cadáver de Lady Day fue debido quizá al perfecto sellado del ataúd de laca que contenía sus restos, y también a que este, a su vez, fuera depositado dentro de otros tres ataudes, también lacados y de tamaños  tales que permitían el encaje de uno dentro del otro. Todo este conjunto fue sepultado bajo la tumba de su marido y la de su hijo.    
     Aunque el resultado final, a la vista de las imagenes, no presenta un porte agraciado debido al rápido deterioro en su contacto con el aire, la labor de reconstrucción realizada -no sabemos con cuanto acierto- permite hacernos una idea del cuerpo de  Lady Day en vida. Lo cual, si se nos permite, hace más chocante el cruce de imagenes. Sus restos fueron sometidos incluso a un examen ginecológico y la autopsia determinó que su muerte se produjo en torno a los 55 años; sufría diabetes, presión alta y alguna enfermedad hepática. Lady Day sobrevivió 20 años a su marido cuyo ataúd, así como el de su hijo,  sufrieron sendos saqueos. Uno de los restos encontrados en el ataúd de su hijo es un libro para tratar la impotencia con numerosas recetas médicas.
     El ajuar de la señora Day incluye un peine, con restos de cabello, varias cajitas de laca, unos mitones de seda, bolsistas perfumadas, palillos, cuencos, un vestido de seda con bordados en oro, estatuillas de músicos, etc.