feat0

Parsis: la religión amable

Son los Parsis, una comunidad religiosa que viajó desde Persia (Iran) hasta la India hace de ello mil años. Son muy pocos; una gota entre un océano de Hindúes, pero tienen un extraordinario poder económico, industrial y cultural en este formidable país. Su religión se pierde en la memoria de la humanidad. Su Dios se llama Aura-Mazda y su profeta, Zaratustra. Practican una religión amable y solidaria que tiene, en cambio, reservado el derecho de admisión; no hacen apostolado, de tal forma que solo es Parsi quién nace Parsi. Los perritos son para ellos animales sagrados........

Leer Más
feat2

La apasionante vida de las hormigas. Amor y guerra en el hormiguero

La vida de Sonia no es nada fácil. Su madre no la puede atender como ella se merece. No es de extrañar, Sonia tiene veinte millones de hermanos. Sonia es una hormiga y la sorprendemos en un momento importante de su vida: se muda de casa. Esta es la Primera Parte de un viaje al mundo de las hormigas del que nos encontramos tan satisfechos que se encuentra entre nuestros favoritos. No es para menos, estos seres diminutos serían los dueños del planeta si no tuvieran tantos enemigos. La fotografía es de Andrey Pavlov

Leer Más
feat3

Venenos. Envenenadores y envenenados.

Os presentamos la serie Veneno. Unas entradas (post) de los que estamos bien satisfechos. Nos ha costado lo suyo pero ha merecido la pena. Después de documentarnos como lo hemos hecho no somos ya los mismos. Pensamos que las sepulturas están llenas de pobres infelices a los que alguién, que no les quería nada, les ha enviado al otro mundo antes de lo que era menester. Y no son casos contados, son miles, decenas de miles.........quién sabe. En cualquier caso bastantes más de los que pensamos ¿Exageramos? Bueno, juzga tu mismo y lee

Leer Más
feat4

La historia del pañal

Estos pantalones sin entrepierna que utilizan los niños de corta edad en China se llaman "kaidangku" y tienen ya un largo recorrido. Al parecer se utilizan en China desde la época de Mao. Están en vías de extinción y poco a poco son sustituidos por los pañales desechables. En Occidente, sin embargo, los pañales de un sólo uso se ven cuestionados y regresa el pañal reutilizable...

Leer Más
feat5

Marca España: Una historia de ovejitas

La epopeya de esta ovejita no tiene nombre. Fueron dueñas de La Península Ibérica durante siglos. Cuidadas y mimadas hasta la extenuación. Protegidas con celo por Reyes y pastores pues su lana se consideraba y se considera única. Víctima de secuestros y tráfico ilegal con el proposito de conseguir suficientes ejemplares para asegurarse su reproducción. Estimada como pocas especies en Argentina y Australia. Es una institución en Nueva Zelanda donde ya la consideran una especie propia. Es la oveja merina española, un animalito que ha conquistado el mundo. La foto es de National Geographic

Leer Más

Moda excesiva. Los extravagantes de la Revolución Francesa

Incroyables y Muscadin


Galiano y Dior. Moda para extravagantes. Los Incroyables
Galiano y Dior

La imagen que os presentamos corresponde al diseñador Galiano en uno de sus desfiles para la casa Dior. No vamos a hablar de él, pero sí de la excentricidad de esta foto,  del desencuadre de estos personajes respecto al mundo real. Os vamos a presentar a los precursores de este singular colectivo: Los Incroyables, una moda para extravagantes. Hagamos un poco de historia.   

     Cuando en Francia concluyeron los terribles excesos de la Revolución durante la época del terror, la juventud se vio obligada a efectuar un verdadero esfuerzo para olvidar los abusos cometidos. Pero no lo hizo como se esperaba, refugiándose en una actitud recelosa y grave, sino que se lanzó a un ejercicio de frivolidad extrema en el vestido y en las actitudes. 

Entre la imagen de la derecha (1778) y la de la izquierda (1793) distan sólo 15 años
Entre la imagen de la derecha (1778) y la de la izquierda (1793) distan sólo 15 años
     No es para menos, en cinco años la Revolución Francesa había ejecutado a 30.000 ó 40.000 personas. Nunca los perros en Francia se habían alimentado tan bien. En efecto, hasta que se tomaron medidas para evitarlo, autenticas jaurías de animales se arremolinaban en las plazas públicas como presintiendo las ejecuciones. No en balde, la sangre de los decapitados llegaba a formar pequeños regatos que los animales lamían con fruición.

Muscadins
Muscadins
     La ejecución de Robespierre que, curiosamente, era un hombre que creía en la virtud, acabaría con esta insoportable inseguridad que hizo respirar de alivio al propio verdugo de la ciudad de Paris; Sanson (se ocupo de ejecutar a Luis XVI, mientras que su hijo decapitó a María Antonieta). Un hombre al que, por cierto,  el pintor de la Revolución, Louis David, llegó a tomar como modelo para diseñar el traje oficial de los verdugos de la República. La muerte de Robespierre dio pie a que los afines al antiguo sistema monárquico, e incluso, los hijos de aquellos artesanos y burgueses que habían medrado a la sombra de la Revolución, mostraran su nostalgia por la monarquía y su desprecio por los sans-culotte, a los que en última instancia hacían responsables de los crímenes de la Revolución. 

Incroyables. 1795. Louis-Alexandre Eustuche
Incroyables. 1795. Louis-Alexandre Eustuche
     La forma amanerada de vestir de Los Incroyables se transmitió incluso al lenguaje, el cual se hizo afectado y pretencioso, en un ejercicio extremo de vanidad e insoportable suficiencia. Ciertas expresiones ridículas y cursis acabaron por convertirse en auténticos pasaportes para el buen tono. La letra "R", por ejemplo, será exiliada del uso cotidiana por mal sonante,  y la coletilla que acompañaba sus conversaciones "C’est incroyable" se convirtió en marca definitoria de esta moda de supervivientes por lo que se les empezó a llamar Incroyables. 

Nuestro modelo tipo de Incroyable
     Un sujeto típico puede ser el de la imagen superior. Se caracterizaban por llevar el cuello vuelto y la casaca azul con dos filas de botones. El chaleco estaba decorado con ramos de flores y el pantalón era de cachemir blanco con botones en la rodilla. Medias de seda también blancas, y sendas cintas en las pantorrillas. LLevaban pendientes y una horquilla de oro en forma de media luna. Como se puede observar portaban en una mano unos anteojos, llamados también impertinentes, y en la otra un grueso bastón,  que a la sazón se hizo  accesorio imprescindible. Utilizado como arma en sus frecuentes refriegas contra los sans-culotte y también como elemento que utilizaban para saludarse entre ellos. Existe también otra curiosa anécdota en torno a estos cayados, y es la de que el pomo de los mismos, si estaba bien trabajado, proyectaba una sombra similar al perfil del rostro de Luis XVI. 

Vernet. 1795. Incroyable
     Utilizaban sombrero de fieltro negro adornado con la escarapela de la bandera francesa.  Este sombrero cubre una cabeza sobre la que destaca una peluca blanca de largos cabellos, lo que les valió también  el sobrenombre de orejas de perro. Los mechones de la peluca ocultaban a veces los ojos, y la misma se sujetaba por detrás formando un moño, merced a un prendedor, tal y como lo hacían los condenados a la guillotina cuando se dirigían al patíbulo. La corbata es de muselina rosa, y no es una corbata cualquiera, tal y  como se puede ver por sus dimensiones.
     Una moda excesiva, pero cargada de símbolos contra la Revolución a la que hacían responsable de la ramplonería de las costumbres y la desaparición de una época que consideraban feliz, despreocupada y elegante.  

Bastón con la silueta de Luis XVI que utilizaban los monarquicos. El sello corresponde a la etapa de la Restauración borbonica: proyecta la sombra de Napoleón
Bastón con la silueta de Luis XVI que utilizaban los monarquicos. El sello corresponde a la etapa de la Restauración borbonica: proyecta la sombra de Napoleón
     A decir de algunos historiadores los Incroyables fueron precedidos por Los Muscadins, auténticos precursores de esta estética neorrealista. Llamados así por el constante uso que hacían del almizcle (musc), la base de muchos perfumes. Los Muscadins mostraron a Los Incroyables, entre otras cosas, el uso agresivo que podían dar a sus bastones, al emplearlos como armas en sus permanentes conflictos con los sans-culottes. Incroyables y Muscadin se referían a este objeto,  parodiando claramente  la terminología revolucionaria, como su “poder ejecutivo”. Por su desventaja numérica recibieron mas golpes de los que pudieron propinar. Visualmente podemos encontrar un referente muy afín a la estética de los Incroyables en la película de 1934 “La Pimpinela Escarlata”, que pinta las desventuras de un noble inglés, protagonizado por  Leslie Howard, en su intento por salvar la vida a las desdichas víctimas de la Revolución Francesa.

Las refriegas entre Muscadin y sans-culottes fueron constantes. Los primeros solían llevar la peor parte.
Las refriegas entre Muscadin y sans-culottes fueron constantes. Los primeros solían llevar la peor parte.
    Os prometemos una próxima entrada sobre las parejas femeninas de los Incroyables: Las merveilleuses.