feat0

Parsis: la religión amable

Son los Parsis, una comunidad religiosa que viajó desde Persia (Iran) hasta la India hace de ello mil años. Son muy pocos; una gota entre un océano de Hindúes, pero tienen un extraordinario poder económico, industrial y cultural en este formidable país. Su religión se pierde en la memoria de la humanidad. Su Dios se llama Aura-Mazda y su profeta, Zaratustra. Practican una religión amable y solidaria que tiene, en cambio, reservado el derecho de admisión; no hacen apostolado, de tal forma que solo es Parsi quién nace Parsi. Los perritos son para ellos animales sagrados........

Leer Más
feat2

La apasionante vida de las hormigas. Amor y guerra en el hormiguero

La vida de Sonia no es nada fácil. Su madre no la puede atender como ella se merece. No es de extrañar, Sonia tiene veinte millones de hermanos. Sonia es una hormiga y la sorprendemos en un momento importante de su vida: se muda de casa. Esta es la Primera Parte de un viaje al mundo de las hormigas del que nos encontramos tan satisfechos que se encuentra entre nuestros favoritos. No es para menos, estos seres diminutos serían los dueños del planeta si no tuvieran tantos enemigos. La fotografía es de Andrey Pavlov

Leer Más
feat3

Venenos. Envenenadores y envenenados.

Os presentamos la serie Veneno. Unas entradas (post) de los que estamos bien satisfechos. Nos ha costado lo suyo pero ha merecido la pena. Después de documentarnos como lo hemos hecho no somos ya los mismos. Pensamos que las sepulturas están llenas de pobres infelices a los que alguién, que no les quería nada, les ha enviado al otro mundo antes de lo que era menester. Y no son casos contados, son miles, decenas de miles.........quién sabe. En cualquier caso bastantes más de los que pensamos ¿Exageramos? Bueno, juzga tu mismo y lee

Leer Más
feat4

La historia del pañal

Estos pantalones sin entrepierna que utilizan los niños de corta edad en China se llaman "kaidangku" y tienen ya un largo recorrido. Al parecer se utilizan en China desde la época de Mao. Están en vías de extinción y poco a poco son sustituidos por los pañales desechables. En Occidente, sin embargo, los pañales de un sólo uso se ven cuestionados y regresa el pañal reutilizable...

Leer Más
feat5

Marca España: Una historia de ovejitas

La epopeya de esta ovejita no tiene nombre. Fueron dueñas de La Península Ibérica durante siglos. Cuidadas y mimadas hasta la extenuación. Protegidas con celo por Reyes y pastores pues su lana se consideraba y se considera única. Víctima de secuestros y tráfico ilegal con el proposito de conseguir suficientes ejemplares para asegurarse su reproducción. Estimada como pocas especies en Argentina y Australia. Es una institución en Nueva Zelanda donde ya la consideran una especie propia. Es la oveja merina española, un animalito que ha conquistado el mundo. La foto es de National Geographic

Leer Más

La Historia del Chicle ( I )

Escultura de chicle. Maurizio Savini
El general Antonio de Padua María Severino López de Santa Anna y Pérez de Lebrón, más conocido como el Héroe de las Cuarenta derrotas, o mejor aún; como el general que mandaba el ejercito mejicano que se apoderó de El Álamo (1836), ha pasado a la historia con mas pena que gloria. Si repasamos su biografía nos daremos cuenta de que numerosos episodios de su vida eran un homenaje al mal hacer. Ni siquiera su pierna, que fue enterrada con honores bastantes años antes que el resto de su cuerpo, tuvo un reposo permanente. En efecto, el año 1838, y como consecuencia de la llamada Guerra de los Pasteles librada contra Francia, perdió una de sus piernas. Como quiera que debía tenerla en alta estima decidió enterrarla con honores. Una vez caído en desgracia (lo que sucedió en repetidas ocasiones. Fue presidente de la República hasta en 11 ocasiones) el pueblo decidió desenterrarla para dar así fe de su desprecio por él. No en balde le reprochaban haber perdido Texas por una siesta. Santa Anna decidió retirarse a descansar en pleno conflicto, ocasión que aprovechó el general Houston para asestarle un golpe mortal a él y a sus desprevenidas tropas,  y de paso,  enajenar el inmenso estado de Texas de la soberanía mejicana.  
      Incluso la fama postrera le pasaría  por delante, y Santa Anna, tan ocupado en labrase ese sobrenombre de derrotado, seguramente ni se enteraría de que la posteridad casi le iba a perdonar su incompetencia gracias al chicle. Por que vamos a ver ¿Qué tiene que ver este hombre con el chicle?  Pues todo y nada. Lo que es seguro es que le gustaba a rabiar. 
Santa Anna en sus mejores momentos
Santa Anna en sus mejores momentos

     Santa Anna, como otros muchos de sus paisanos, era muy aficionado a masticar constantemente la savia de un árbol muy abundante en America Central, el Chicozapote, del que se obtenía una goma masticable, utilizada desde la época de los mayas, para limpiar la dentadura, enmascarar el mal olor y aliviar el hambre, entre otras cosas. Una sustancia denominada “sicte” y que pasaría a la cultura azteca con el nombre de Tzictli, un aztequismo que significa  “pegar” y que definitivamente acogería el idioma español como chicle.
     Referencias al Tzictli las proporciona Bernardino de Sahagún en su Historia General de las Cosas de Nueva de España, escrita en el siglo XVI, y en el que nos presenta a las prostitutas como ávidas consumidoras de esta goma, lo que unido al rechinar de dientes que producían al masticarla las identificaba como tales en las ciudades aztecas. También sostiene fray Bernardino que los varones homosexuales masticaban tzictli en público (obra citada. Pagina 64 Volumen 3) lo que ya induce a considerar que el uso del chicle y su mala prensa  no es reciente como se ve. Desde los temores de los médicos decimonónicos que pensaban que, al tragarselo, los intestinos podían quedar pegados, a la sordera prematura debido al constante ejercicio de los músculos de la cara. E incluso la peregrina idea de la transmisión por parte de la madre al feto de cierta incapacidad para poder mamar. Socialmente el consumo del chicle, en determinados eventos y recintos, es del todo inadecuado y por lo general denota abandono y displicencia, cuando no directamente una falta de respeto…..Bueno, eso dicen.

Chicozapote
Chicozapote con sus características hendiduras. Su latex es la base del chicle
     Otro producto de parecidas características e igual uso lo encontramos en el Mediterráneo: el lentisco, del que se extrae el mástiche o Mastic. Una resina masticable utilizado por los antiguos griegos para la limpieza dental y probablemente también por los romanos que la importaban de la isla griega de Quíos, seguramente la de mejor calidad. El mastic o lentisco o lágrimas de lentisco, que de varias maneras es conocido,  posee unas sorprendentes propiedades terapéuticas, lo que parece aligerar el desdoro de la goma de mascar: es un eficaz antiséptico bucal, aligera la digestión y refuerza las encías, entre otras. Las patricias romanas lo utilizaban como máscara facial. Además, refinado, se utiliza en la fabricación de la pasta de dientes, perfumes e incienso.  Pero el abuelo de todos los chicles parece ser el encontrado en unas excavaciones realizadas en el norte de Europa, allí se ha localizado prácticamente un fósil de chicle con 7000 años de antigüedad. 
Mástique de la isla de Quíos
Mástique de la isla de Quíos.
     En el Egipto antiguo, la India y Oriente Medio también era conocida una resina obtenida del árbol llamado Boswellia Serrata que se masticaba en ritos religiosos y que, en forma de incienso, fue una de las tres ofrendas que los Reyes Magos entregaron al Niño Jesús. Ojo, que no queremos decir que el Niño Jesús masticara chicle.
     A decir de los entendidos chicle y goma de mascar son cosas distintas. Al parecer la denominación chicle goza de una especie de patente nominal pues solo el producto obtenido del Chicozapote  lo es. Chicle era pues lo que mascaba nuestro general Santa Anna en su exilio norteamericano cuando uno de esos hiperactivos emprendedores  que han hecho de los Estados Unidos lo que es hoy, coincidió con él. Se llamaba Thomas Adams, y como puede observar los buenos aficionados a la goma de mascar, su apellido casualmente, coincide con la marca comercial de uno de nuestros chicles favoritos. En efecto, es el mismo, el fundador de la marca Adams. Pero esto queda ya para la siguiente entrada.

Black Jack. Uno de los primeros productos de la casa Adams