feat0

Parsis: la religión amable

Son los Parsis, una comunidad religiosa que viajó desde Persia (Iran) hasta la India hace de ello mil años. Son muy pocos; una gota entre un océano de Hindúes, pero tienen un extraordinario poder económico, industrial y cultural en este formidable país. Su religión se pierde en la memoria de la humanidad. Su Dios se llama Aura-Mazda y su profeta, Zaratustra. Practican una religión amable y solidaria que tiene, en cambio, reservado el derecho de admisión; no hacen apostolado, de tal forma que solo es Parsi quién nace Parsi. Los perritos son para ellos animales sagrados........

Leer Más
feat2

La apasionante vida de las hormigas. Amor y guerra en el hormiguero

La vida de Sonia no es nada fácil. Su madre no la puede atender como ella se merece. No es de extrañar, Sonia tiene veinte millones de hermanos. Sonia es una hormiga y la sorprendemos en un momento importante de su vida: se muda de casa. Esta es la Primera Parte de un viaje al mundo de las hormigas del que nos encontramos tan satisfechos que se encuentra entre nuestros favoritos. No es para menos, estos seres diminutos serían los dueños del planeta si no tuvieran tantos enemigos. La fotografía es de Andrey Pavlov

Leer Más
feat3

Venenos. Envenenadores y envenenados.

Os presentamos la serie Veneno. Unas entradas (post) de los que estamos bien satisfechos. Nos ha costado lo suyo pero ha merecido la pena. Después de documentarnos como lo hemos hecho no somos ya los mismos. Pensamos que las sepulturas están llenas de pobres infelices a los que alguién, que no les quería nada, les ha enviado al otro mundo antes de lo que era menester. Y no son casos contados, son miles, decenas de miles.........quién sabe. En cualquier caso bastantes más de los que pensamos ¿Exageramos? Bueno, juzga tu mismo y lee

Leer Más
feat4

La historia del pañal

Estos pantalones sin entrepierna que utilizan los niños de corta edad en China se llaman "kaidangku" y tienen ya un largo recorrido. Al parecer se utilizan en China desde la época de Mao. Están en vías de extinción y poco a poco son sustituidos por los pañales desechables. En Occidente, sin embargo, los pañales de un sólo uso se ven cuestionados y regresa el pañal reutilizable...

Leer Más
feat5

Marca España: Una historia de ovejitas

La epopeya de esta ovejita no tiene nombre. Fueron dueñas de La Península Ibérica durante siglos. Cuidadas y mimadas hasta la extenuación. Protegidas con celo por Reyes y pastores pues su lana se consideraba y se considera única. Víctima de secuestros y tráfico ilegal con el proposito de conseguir suficientes ejemplares para asegurarse su reproducción. Estimada como pocas especies en Argentina y Australia. Es una institución en Nueva Zelanda donde ya la consideran una especie propia. Es la oveja merina española, un animalito que ha conquistado el mundo. La foto es de National Geographic

Leer Más

Nada es veneno. Todo es veneno. ( V )

Botox.La amante despechada y la absenta.Los venenos ( V )



(Imagen: Semillas de ricino. Muy venenosas)
   
     Siempre hemos observado el cine con precaución. Muchas de sus escenas son   absolutamente fantasiosas e imposibles de realizar en un mundo marcado por la fuerza de gravedad. Una de las tomas que más nos han impresionado han sido las de esas películas de espías en las que, antes de ser capturados, se tragaban una cápsula de cianuro y mueren al instante. Hemos pensado que esto no es posible, que sólo por exigencias o delicadezas del guión se priva al espectador de imágenes morbosas. Pero parece ser que sí lo es; que la muerte por ingestión de cianuro te manda al otro mundo con una sorprendente rapidez, pues bloquea las células a nivel mitocondrial, y al privarlas de oxigeno, la muerte es inmediata. Es un consuelo, porque la muerte por envenenamiento suele ser bastante dolorosa, y en el caso de la estricnina, que no es un veneno en sentido estricto(observen el juego de palabras), y que se utiliza en pesticidas, espantosamente dolorosa. Todos y cada uno de los músculos de tu cuerpo se contraen como en una sinfonía caótica hasta que te matan por agotamiento.
      Vistos los artificios, el engaño y la sofisticación de los medios utilizados por los envenenadores, si desgraciadamente fueras un objetivo, podías considerarte víctima segura. No hay servicio secreto, ni prudencia alguna que pueda evitar de forma indefinida la acción de un asesino provisto de su dosis letal de ponzoña. Gracias a Dios que los entendidos ya hablan de un perfil del envenenador tipo: se trata de personalidades frías, pacientes y reflexivas......... se me vienen a la cabeza algunos personajes públicos. Pero claro !!estos no pueden ser envenenadores!!........... Creo.    
Cianuro
Cianuro
     Si no fuera por la reciente muerte por envenenamiento del ex espía Alexander Litvinenko, las noticias sobre el veneno en los últimos años habrían ocupado escasas páginas. Esto puede significar dos cosas; que la maldad humana ha desplazado sus preferencias hacia otras armas de aniquilación, o que circulan por ahí sustancias letales tan sofisticadas que son imposibles de detectar. Mala señal en ambos casos. El veneno difícilmente se va retirar de esa convivencia que ha mantenido con la especie durante miles de años, se ha emboscado incluso hasta en el oxigeno que respiras y que te va oxidando poco a poco, hasta que te mata.      
     Nada es veneno y todo es veneno; el amor, por ejemplo,  fíjate que fácilmente se corrompe con el desdén. Tengo delante de mi un opúsculo muy breve, que habla de un suceso ocurrido en Sevilla en 1830. Una guapa mujer, Catalina de Viariza, que al saberse despechada por su amante (que se promete en matrimonio con otra) envió un ramo de flores a su pérfido enamorado; Pedro de Balboa, el cual cayó fulminado al suelo tras aspirar su aroma. No murió, y aunque las sospechas eran fundadas, Catalina no pudo ser condenada. Lo volvió a intentar el día de la boda de Don Pedro, al que agredió con una aguja que previamente había impregnado con vedegambre, un veneno usado por cazadores.  Pedro de Balboa estuvo entre la vida y la muerte y sólo se salvó porque la iracunda de Catalina no utilizó suficiente veneno.
      El ricino también tiene su historia, menos lírica pero también de “doble filo”. El aceite de ricino, que se utilizaba como purgante hace ya algunos años y que, muchas madres, preocupadas por la salud de sus hijos se lo proporcionaban, pues bien; es extremadamente peligroso, tanto como el veneno de una víbora. Todo depende de la dosis, imagínate; las ignorantes y bondadosas madres coqueteando sin saberlo con la muerte. Como los comedores japoneses de fugu, (el pez globo venenoso) sorteando la muerte por saborear las delicias de un pescado que mata aún hoy en Japón a varias personas todos los años. O ese que llamaron en el siglo XIX el “veneno de la salchicha”: la toxina botulínica, un veneno más que potente que te mata de fijo. En dosis adecuadas sirve para controlar espasmos musculares y  entra en la composición del archiconocido Botox (el Botox lleva el tipo A que es la más mortífera) que sirve para rellenar arrugas, más o menos. En una supuesta  escala de toxicidad, la toxina botulínica ocuparía el primer lugar.
Nada es veneno. Todo es veneno. La absenta
La absenta, un veneno en forma de licor que llevaría a la locura a muchos artistas


     Acaso el símbolo de la medicina, que es una vara con un serpiente enroscada, quiera presentar esa dualidad de las sustancias que curan por un lado pero matan por otro. Es el caso de la absenta (puedes ver: La Enfermedad en el Arte: Los malditos. Parte Cuatro), un líquido que es casi alcohol en estado de pureza extrema. Se consumía con una prodigalidad absoluta en la Europa del siglo XIX y XX, era la bebida preferida de pintores, escritores, nihilistas e iluminados: Víctor Hugo, Oscar Wilde, Picasso, Van Gogh, Toulouse-Lautrec... Embriagaba en segundos pero no dejaba sólo la resaca, uno de sus componentes la tuyona poseía una elevada toxicidad. Su consumo reiterado producía alucinaciones, afectación neurológica , locura y por fin la muerte. Su uso quedó prohibido en muchos lugares de Europa, y eso que en Francia llegó a consumirse más que el vino.
Pez globo. Un bocado mortal
Pez globo. Una exquisitez culinaria en Japón que bien merece el riesgo de perecer envenenado. Todo los años mueren varias personas por probrarlo.


     El siglo XX ha hecho del veneno un espectáculo de masas,  por activa y por pasiva.  La guerras químicas o bacteriológicas no son ni mucho menos nuevas; la usaron los tártaros, los romanos y otros, a veces con una increíble torpeza. Como esos que escupen para arriba y les cae encima. Los tártaros en su asedio de Kaffa, en la Crimea, lanzaron sobre la ciudad cadáveres de apestados y al final todos contrajeron la enfermedad: sitiados y sitiadores.